Este taller propone un trabajo interior sobre dos aspectos en los que todas las personas tenemos dificultades y dolor, a nivel del ego :  el resentimiento, que tiene que ver con la elaboración del dolor que sentimos/recibimos a través de las relaciones personales (frustraciones, enfados, decepciones….) y la culpa, como  forma de auto-agresión psicológica hacia un@ mism@, a la que llamaremos  “culpa tóxica”, a diferencia de la culpa sana, a la que llamaremos también  “pesar por el daño causado” y que está relacionada con la sana actitud de auto-responsabilidad hacia un@ mism@ y los demás.

Tanto la culpa como el resentimiento nos atan a las personas y situaciones del pasado, impidiéndonos tener la energía y la atención necesaria para experimentar el presente, que es, de hecho,  lo único real que verdaderamente tenemos.

Mercedes.